SUSPENSIÓN DEL ALARDE 2020

En la reunión celebrada de manera telemática el 13 de mayo de 2020, la Junta de Mandos tomó una de las decisiones más difíciles de nuestra historia reciente: la suspensión de la realización del Alarde de San Marcial 2020.

Es una decisión dolorosa para todos y que se toma con gran tristeza, pero también con un sentimiento de responsabilidad. El Alarde no puede cumplir con las medidas de seguridad mínimas para la organización de eventos durante este verano que se van sabiendo a falta de un documento definitivo de la Mesa Interinstitucional de Euskadi, y que consisten entre otras en la limitación de aforos a 250 personas, el control de temperatura o la distancia de seguridad de dos metros entre las personas. Ésta es una decisión que se toma teniendo en cuenta no solo a las personas que participan en el desfile, sino también siendo conscientes de que es inviable cumplir estas condiciones entre el numeroso público que llena las calles para ver el Alarde cada 30 de junio.

Tomando en consideración lo anteriormente expuesto, la Junta del Mandos ha adoptado las siguientes decisiones:

  1. En el año 2020 no se realizará el Alarde de San Marcial, ni otros actos previos o complementarios como las elecciones de cantineras, el Alardealdia, los ensayos o la Revista de Armas.
  2. Se llevarán a cabo las gestiones oportunas para que, mediante un acto en el monte San Marcial el 30 de junio, se realice una ceremonia en representación del Alarde del Pueblo de Irun y en cumplimiento del voto que hicieron nuestros antepasados.
  3. Se trabajará para impulsar actividades complementarias virtuales a través de la página web del Alarde y de las redes sociales con el objetivo de que, dentro de la situación excepcional que estamos viviendo, junio siga siendo un mes especial para las y los iruneses.

Adicionalmente, desde la Junta de Mandos se quiere realizar un llamamiento a la responsabilidad de toda la ciudadanía para que nadie impulse iniciativas que no cumplan con las medidas establecidas por las autoridades. Se invita a la reflexión subrayando que este tipo de propuestas pueden crear confusión o incluso dañar la imagen de nuestro Alarde.

Por último y una vez más, la Junta de Mandos quiere mostrar su mayor solidaridad con todas las personas que se han visto afectadas por esta pandemia y en especial con aquellos/as que han tenido pérdidas personales. También quiere mostrar su respeto y consideración por todas las personas que están trabajando para que esta crisis pase lo antes posible.

2020 será un año que pasará a la historia, pero 2021 también será un año histórico porque el Alarde volverá con más fuerza que nunca.

GORA IRUN! GORA SAN MARTZIAL!

Navegación de entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *